Uno de cada tres niños mexicanos tiene sobrepeso u obesidad. La industria de refrescos y comida chatarra anuncia sus productos a nuestros niños y niñas intensivamente, generando malos hábitos de alimentación desde temprana edad. Esta publicidad invasiva los manipula y los induce a consumir comida chatarra que causa obesidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que esta publicidad aprovecha de la “inexperiencia y credulidad” de los niños y es una de las causas que contribuye significativamente al deterioro de los hábitos alimentarios de los menores, poniéndolos en riesgo de enfermedades de corazón, diabetes y algunos tipos de cáncer. Con la campaña “Nuestros niños son primero”, la Alianza por la Salud Alimentaria busca generar conciencia y preocupación sobre la problemática de obesidad infantil en México y el ambiente que la propicia, promoviendo medidas de protección de las y los niños. En esta etapa de la campaña, decimos ¡basta! a la publicidad dirigida a la infancia de las bebidas azucaradas y la comida chatarra. Hacemos un llamado a eliminar esta publicidad de todos los espacios y formas en donde está presente en el mundo de nuestros niños: la calle y las tiendas, el Internet, los restaurantes, los cines, el radio y la televisión, incluyendo los juguetes, regalos y promociones. Actúa con nosotros en defensa de los derechos de las y los niños a la salud. Comparte este video y visita: www.actuaporlasalud.org/nuestrosninosson­primero